Relaciones bilaterales México - Austria

 

 

 

México y Austria establecieron relaciones diplomáticas el 30 de julio de 1842 a través de la suscripción de un Tratado de Amistad, Navegación y Comercio. Sin embargo, nuestro país suspendió contactos con Austria a raíz de los acontecimientos sucedidos durante la guerra de intervención francesa en la segunda mitad del Siglo XIX y dichos vínculos fueron restablecidos nuevamente en junio de 1901.

En 1938, México fue la única nación que elevó una protesta ante la Sociedad de Naciones debido a la anexión del territorio austriaco al Reich alemán por los nacionalsocialistas -el llamado Anschluss. De igual manera, en 1952, el Gobierno de México abogó, junto con Brasil, ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por la inclusión de Austria como miembro de dicha Organización y la conclusión del Tratado de Estado que restableció la autonomía y la soberanía austriacas en 1955, después de un período de diez años de ocupación por parte de las fuerzas aliadas vencedoras de la Segunda Guerra Mundial.

Desde entonces, las relaciones políticas entre México y Austria se han desarrollado tradicionalmente en un ambiente favorable de diálogo, entendimiento y cooperación mutua; destacando de manera particular el periodo durante el cual el socialdemócrata Bruno Kreisky estuvo al frente del Gobierno austriaco (1970-1983).

Posteriormente, durante la presidencia austriaca del Consejo de Ministros de la Unión Europea en el segundo semestre de 1998, el gobierno alpino decidió impulsar los procesos de negociación del Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y Cooperación entre México y la Unión Europea, al convocar la primera reunión del Consejo previsto en el acuerdo, el 14 de julio de 1998, en Bruselas.

El 24 de febrero de 1999, la Cámara Baja del Parlamento austriaco ratificó el Acuerdo Global y la Cámara Alta lo ratificó el 18 de marzo del mismo año. A principios del año 2000, los representantes más importantes del sector económico de Austria manifestaron su satisfacción por la conclusión exitosa de las negociaciones del acuerdo comercial entre México y la Unión Europea, al considerarlo como un importante paso para el fortalecimiento de la relación económica y política bilateral.

La relación entre México y Austria también tiene como sustento coincidencias en diversos temas y objetivos en materia de política exterior; y retomó un fuerte impulso a raíz de la visita del Presidente Federal Heinz Fischer a México celebrada en mayo de 2005 y a la celebración de la IV Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de América Latina y el Caribe y la Unión Europea (ALCUE), celebrada en mayo de 2006 en Viena, en la que participó el ex Presidente Vicente Fox.

Asimismo, México y Austria coinciden en la prevalencia del sistema multilateral basado en el derecho internacional y centrado en el funcionamiento de la Organización de las Naciones Unidas, y en la promoción de valores compartidos de paz, seguridad, derechos humanos y desarrollo internacional. La coincidencia de principios ha permitido el lanzamiento de iniciativas y la defensa de posiciones comunes al interior del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, del cual formaron parte México y Austria como Miembros No Permanentes durante el período 2009-2010. Igualmente, ambas naciones desarrollan una importante labor en la coordinación y como facilitadores del creciente diálogo que se está dando entre la Unión Europea, América Latina y el Caribe.

La relación bilateral entre ambos países recibió un nuevo impulso con la visita que realizó a Viena la Secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, del 30 de agosto al 2 de septiembre de 2010, durante la que se desarrolló un intenso programa de trabajo en los ámbitos bilateral y multilateral que incluyó reuniones con el Presidente Federal Heinz Fischer, con el Ministro de Asuntos Europeos e Internacionales, Michael Spindelegger y con la Ministra de Educación, Arte y Cultura, Claudia Schmied. El momento culminante de la visita fue la inauguración de la exposición “Retrospectiva-Frida Kahlo” en el Palais Ferstel de Viena, en la que también participó el Presidente Fischer.

En fechas más recientes, destaca el encuentro del Presidente de México, Enrique Peña Nieto, con el Canciller Federal Werner Faymann, sostenido el 26 de enero de 2013 en el marco de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños-Unión Europea (CELAC-UE) celebrada en Santiago de Chile, durante el cual fueron revisados los principales temas de la agenda bilateral y se acordó la creación de un grupo de trabajo bilateral para explorar las áreas en las que podrían estrecharse aún más los vínculos en materia de cooperación económica y comercial.