Los mexicanos pueden ingresar a la República Checa sin visa en caso de una estadía máxima de 90 días con fines de turismo u otro fin no lucrativo.  Al ingresar al territorio Schengen, debe presentarse pasaporte con una vigencia de al menos 90 días. Asimismo, se pueden exigir comprobante del alojamiento, boleto de avión de ida y regreso y demostrar el motivo del viaje, así como los recursos financieros, que se consideren necesarios.

En caso de alojarse con un particular (fuera de un hotel, hostal, camping, etc.), el viajero tiene la obligación de reportar su presencia dentro de los tres días laborales después de haber iniciado la estadía ante la oficina de Policía de Extranjería (Cizinecká policie) concurrente con su primer lugar de alojamiento particular en la República Checa. Las oficinas se pueden buscar en la página web www.mvcr.cz/cizinci

Asimismo, es necesario tener un seguro de viaje válido para todos los días de la estancia, con cobertura mínima de 30 000 EUR, hospitalización y repatriación incluidas.

Se pueden consultar las siguientes páginas web para mayor información sobre asuntos migratorios de la República Checa (incluyendo visas y permisos de residencia en este país):

Ministerio de Interior de la República Checa

Embajada de la República Checa en México

Otras ligas de interés:

Guía práctica del viajero

Reconocimiento de grados académicos extranjeros en México.

Servicios educativos para mexicanos que viven en el extranjero.